Mi Pediatra en Casa

Cuando llevas a tu bebé recién nacido a casa puedes sentir que existen muchas cosas importantes que debes recordar, aquí tienes las 10 cosas fundamentales que no debes olvidar.

POR LA DOCTORA LAURA MACHADO

DIEZ COSAS BÁSICAS QUE DEBES SABER SOBRE TU BEBÉ RECIÉN NACIDO

    1. Se recomienda alimentar a tu recién nacido con lactancia materna a libre demanda (de 8 a 12 tomas al día incluyendo la noche) y de manera exclusiva hasta los 6 meses de edad y junto con alimentación complementaria hasta los 2 años.2
    2. Si recibes un medicamento o estás enferma no suspendas por tu propia cuenta la lactancia materna, consulta primero con el pediatra de tu bebé o tu médico, la mayoría de medicamentos no requieren dejar de lactar.
    3. La lactancia materna exclusiva en madres con estado de salud optimo (no desnutrición), favorece que él bebé reciba el hierro suficiente durante sus dos primeros meses de vida, por lo tanto, a menos que el pediatra de tu bebé lo indique, no administres ningún medicamento, suplemento o vitamina al bebé. Para evitar el déficit de vitamina D debes exponerlo al sol al menos 1 hora por semana, si decides no exponerlo al sol te recomendamos que dialogues con tu pediatra sobre un suplemento de vitamina D.
  • No olvides que el tiempo de conservación de la leche materna varía según el sitio de almacenamiento: 

Calostro a temperatura ambiente (27-32 grados centígrados): 12 horas. Leche madura: 

A temperatura ambiente: 15 grados: 24 horas, 19 – 22 grados: 10 horas, 25 grados: 4 a 6 horas, 30-38 grados 4 horas

Refrigerada en nevera (0 – 4 grados): 8 días (no situar en la puerta de la nevera)

Congelada (congelador dentro de la misma nevera): 2 semanas

Congelador con puertas separadas: 3-4 meses

La leche descongelada no se debe volver a congelar. No almacenar de nuevo la leche probada por el bebé.

Conservarla en envases destinados a uso alimentario (mejor cristal). Se deben limpiar previamente con agua caliente y jabón y dejar secar al aire. No es necesaria la esterilización.

La leche que ha estado en la nevera durante dos días o menos puede ser congelada (es mejor hacerlo en las primeras 24 horas) 

  1. Se recomienda la limpieza del cordón umbilical con alcohol blanco, al menos 1 vez al día, con el fin de evitar onfalitis (infección de cordón umbilical), esto debe realizarse hasta que el cordón se caiga (la caída puede demorar incluso un mes).
  2. Todos los recién nacidos deben dormir en posición supino (boca arriba), se recomienda el uso compartido de habitación con los padres, sin compartir la cama. Las mantas, almohadas y otra ropa de cama blanda deben ser retirados del área de sueño.
  3. Un recién nacido sano orina varias veces al día (aproximadamente 4 a 6); en cuanto a las deposiciones, estas pueden presentarse tan frecuente como con cada comida del bebé, o demorarse hasta incluso 4 a 5 días. Su color va cambiando durante el primer mes, tornándose amarillo grumoso, siendo esto algo completamente normal en los bebés alimentado con lactancia materna exclusiva.
  4. La gran mayoría de los recién nacidos pueden tornarse ictéricos (con coloración amarilla de los ojos y la piel), sin embargo, siempre debes consultar a tu pediatra o al servicio de urgencias para determinar si amerita medición de bilirrubinas en sangre,  no es normal que tu bebe luzca amarillo desde el primer día de vida.
  5. No olvides reclamar el resultado de TSH neonatal (prueba para evaluar el funcionamiento de la glándula tiroides), este examen fue tomado del cordón umbilical de tu bebé (en conjunto con la prueba de hemoclasificación), pregunta en el sitio de nacimiento del niño, antes del alta, donde debes reclamarlo y llévalo a tu consulta con el pediatra.
  6. Motivos de consulta a urgencias
  • Fiebre (temperatura mayor a 38 grados centígrados), ya que podría necesitar estudios de orina y sangre para descartar infección que requiera antibióticos.
  • Decaído, muy dormido, no logras despertarlo con facilidad.
  • Rechaza el seno o vomita todo lo que le das. 
  • Presenta deposición con sangre u orina con sangre.
  • Se torna azul (cianótico) o muy pálido.
  • Respira con dificultad (en los recién nacidos a término es normal hasta 60 respiraciones por minuto), ya sea porque respira más rápido de lo normal, se le hunden las costillas al respirar o hace algún sonido.
  • Presenta convulsiones o ataques (se torna rígido o muy flácido, realiza algún movimiento anormal de manera repetitiva y durante este momento parece no fijar la mirada).

Dra. Laura Machado Durán

MI PEDIATRA EN CASA

Bibliografía

  1. Edition N. AVERY ’ S DISEASES Ninth Edition. 
  2. Centro Nacional de Investigación en Evidencia y Tecnologías en Salud CINETS. Guía de práctica clínica del recién nacido sano [Internet]. Vol. 2, MinSalud Colombia. 2013. 358 p. Available from: https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/INEC/IETS/GPC_Completa_RNSano.pdf
  3.         Comité de lactancia materna de la Academia Española de Pediatría. http://lactanciamaterna.aeped.es/recomendaciones/
DIEZ COSAS BÁSICAS QUE DEBES SABER SOBRE TU BEBÉ RECIÉN NACIDO